A nivel mundial, la tendencia es a aminorar el impacto y la medicina no es ajena a este fenómeno. De la mano de la tecnologí­a, las cirugí­as de mí­nima invasión, como la laparoscopí­a o la cirugí­a robótica, se han ido perfeccionando para reducir los riesgos, complicaciones y largos periodos de recuperación propios de las intervenciones quirúrgicas abiertas tradicionales.

Si bien en los inicios de la cirugí­a endoscópica, hace unos 30 años, sólo era posible tratar problemas muy acotados, el desarrollo tecnológico ha permitido que diversas patologí­as ahora puedan ser operadas con esta técnica, incluso aquellas que afectan a la columna vertebral.

En la actualidad, la cirugí­a endoscópica de columna vertebral permite resolver en forma exitosa problemas tan comunes como la hernia del núcleo pulposo (HNP) y la estrechez del conducto raquí­deo lumbar. “En la mayorí­a de los casos, los pacientes sólo necesitan anestesia local, pueden caminar a las pocas horas de ser operados e incluso, según su complejidad, pueden ser dados de alta el mismo dí­a”, asegura el doctor José Miguel Donoso, traumatólogo especialista en cirugí­a de columna.

El Dr. Donoso es pionero en Chile en el desarrollo de este procedimiento, en el que comenzó a especializarse en 2004, cuando visita el prestigioso Hospital Wooridul Spine de Seúl, Corea del Sur, y cuyos estudios continuó posteriormente en Tampa, Estados Unidos y Valladolid, España.

A partir de 2010, trabaja en conjunto con el Hospital Santa Anna en Alemania y la empresa Richard Wolf, pionera en el desarrollo de la endoscopí­a en el mundo. Y desde 2011 que el Dr. Donoso junto a Richard Wolf establece el primer centro de cirugí­a endoscópica Wolf en Chile en la clí­nica Fundación Médica San Cristóbal.

“La cirugí­a endoscópica de columna evoluciona muy rápidamente, lo que obliga a capacitarse permanentemente”, comenta el Dr. Donoso, quien asiste todos los años a cursos de perfeccionamiento en el Hospital Santa Anna en Alemania, donde también participa como docente, entregando su experiencia a médicos de todo el mundo.

Actualmente en la clí­nica Fundación Médica San Cristóbal recibe a médicos de Latinoamérica que lo visitan para ver cirugí­as e iniciarse en el desarrollo de esta técnica.